Outsourcing: ventajas de externalizar el trabajo

20/11/2014
Externalizar ciertas tareas que no son la base del negocio tiene diferentes ventajas para tu empresa. Además de reducir costes, te permite trabajar con profesionales especializados y ofrece una gran flexibilidad y adaptación a las necesidades del mercado
Outsourcing
El outsourcing o la contratación experta de recursos es una tendencia cada vez más extendida en empresas de todo el mundo, tanto para grandes compañías como para pymes. Los servicios más externalizados dentro de las empresas pueden ser los de RR.HH, tecnologías e internet, comercio, transporte o comunicación, aunque cada vez son más los procesos contratados a profesionales independientes.
 
El outsorcing puede ser permanente o puntual para algunos servicios que surjan según la necesidad de la empresa en cada momento. 
 

Ahorro de costes

 
El beneficio principal para las empresas que deciden externalizar alguna parte del funcionamiento de su empresa es el ahorro de costes, no solamente en cuanto a nóminas se refiere, sino también al ahorro de costes de producción. Además nos permite controlar el gasto que queremos destinar en cada proyecto, ya que pactaremos con el profesional freelance el coste del servicio que nos ofrece según nuestro presupuesto.
 
El outsourcing nos permite ahorrar también en material o licencias de programas necesarios para efectuar cada servicio. Por poner solo algún ejemplo, podemos tomar como referencia el caso de diseñadores, para los que tendríamos que pagar las licencias de Photoshop, Illustrator, Dreamweaver... o en el caso de TI, puesto que el mantenimiento de la infraestructura necesaria puede tener un coste elevado y en estos casos es mucho más rentable aprovechar la que nos ofrece el proveedor. 
 

Profesionales especialistas

 
Contar con profesionales independientes que puedan hacerse cargo de parte de nuestros servicios o de algunos proyectos en concreto, nos permite poner foco y centrar los esfuerzos de nuestra empresa en la actividad principal de nuestro negocio.
 
Cuando externalizamos un servicio es muy importante seleccionar al profesional adecuado, alguien que además de ser especialista en su sector entienda la metodología de trabajo que sigue nuestra empresa, capaz de adaptarse a nuestras necesidades y cumplir con los periodos de entrega.
 
Lo ideal es llegar a considerar el profesional freelance como un socio más de la compañía e implicarle en los objetivos del objeto de negocio para que pueda aportarnos ideas y soluciones que contribuyan a alcanzar las metas de nuestra empresa.
 

Flexibilidad

 
Sabemos que la actividad de las empresas varía según la época del año. El outsourcing nos permite la flexibilidad de contratar a profesionales expertos en los momentos en que los necesitamos. Ya sea porque la actividad de nuestra empresa ha aumentado y no podemos dedicar recursos a ciertas tareas de nuestro día a día o porque surgen proyectos puntuales y necesitamos la ayuda de un profesional externo.
 
Además, contar con profesionales expertos en su sector, informados de las últimas tendencias y novedades, nos permite tener una ventaja competitiva frente a nuestra competencia, asegurándonos de contar con los mejores servicios y productos para tener una empresa que se adapta a las necesidades del mercado en cada una de sus facetas.
 
Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box