5 ventajas de ser freelance

08/05/2015
Ser freelance y ser feliz no es incompatible
Ventajas ser freelance
Es cierto que la presión que tienen que soportar los trabajadores autónomos es muy superior a la de los trabajadores por cuenta ajena: sus clientes no son fijos (salvo contadas excepciones), tienen que andar siempre en busca de nuevas oportunidades profesionales, no tienen vacaciones pagadas y las cuotas y gastos son ciertamente elevados. 
 
Sin embargo, los autónomos disfrutan de muchas ventajas importantes por las que, sin dudarlo ni un segundo, la aventura de ser freelance merece la pena ser vivida. 
 
1) Trabajar en lo que realmente te gusta. Es un paso importante, porque puede marcar un hito importante en tu carrera. Si hasta ahora has trabajado para otras empresas y sientes el gusanillo de trabajar directamente para tus clientes, quizá este sea el momento de empezar. Siendo freelance crearás una profesión completamente adaptada a tus conocimientos y por qué no, a tus nuevas aspiraciones. 
 
2) Podrás organizar tu tiempo como quieras. La organización es una virtud que debe ir de la mano de cualquier freelance. Si consigues confeccionar un horario a tu medida, el viento soplará a tu favor: aprovecharás mejor el tiempo y tendrás muchas más horas para dedicar a la formación, a tus aficiones y como no, a tu familia. 
 
3) Más conciliación familiar. Y después de una buena organización viene la capacidad de conciliar. No es cierto que trabajando más horas rendimos el doble y ganamos más dinero. Suele ocurrir que al disponer de menos tiempo, nos organizamos mejor y somos capaces de disfrutar mucho más del tiempo que pasamos con los nuestros. Basta con proponérselo seriamente para que así sea. 
 
4) Instalarás tu oficina en casa. A veces no es posible, pero algunas profesiones (arquitectos, dibujantes, escritores, comerciales…) pueden llevarse a cabo desde cualquier lugar del mundo, con un simple ordenador como herramienta. Si tienes espacio en casa y aprendes a separar bien tu vida personal del trabajo, instalar tu oficina ahí quizá pueda servirte para aprovechar mejor el tiempo: evitarás desplazamientos y no tendrás que pagar el alquiler de una oficina en el centro.
 
5) Crecerás profesionalmente. Trabajando se aprende, pero los retos a los que tiene que enfrentarse un freelance a diario son una auténtica prueba de fuego. Estamos seguros, porque a nosotros nos ha ocurrido, que trabajando por tu cuenta aprenderás – tú solo – a organizarte mejor, a saber qué es y qué no es prioritario y disfrutarás, en definitiva, al máximo de tu profesión. 
 
Y tú, ¿todavía te lo estás pensando? 
 
Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box