Santa Claus es freelance

17/12/2013
Durante las últimas semanas del año, muchos freelance tienen que trabajar el doble para entregar a tiempo los encargos de última hora. Son, para muchos clientes impacientes, un auténtico Santa Claus cargado de paquetes urgentes… ¡Ho, ho, ho!
Se acerca la Navidad y con ella, una época de trabajo desigual para muchos. Y es que no todos los freelance tienen la misma previsión de tareas para las últimas semanas del año. Algunos cuentan con más tiempo libre porque sus clientes habituales deciden dejar los siguientes proyectos para el nuevo año. Otros se quedan sin vacaciones porque tienen que dar salida a los últimos encargos de diciembre. De ahí que muchos de estos freelance se sientan como auténticos Santa Claus…Ellos también tienen que entregar muchos paquetes urgentes.
 
Pero, ¿qué podemos hacer para sacar más partido a estas últimas semanas del año? ¿Cómo compaginar de manera acertada las horas de trabajo con las jornadas de fiesta? 
 
Organización y más organización 
 
Tanto si eres de los que no ven aumentado el ritmo de trabajo, como si estás hasta arriba de encargos, debes tener claro que la auténtica clave está en la organización. Las semanas que se aproximan están llenas de días festivos, así que si quieres disfrutar de tu familia – porque tú también te lo mereces, ¡y mucho! – sería interesante que rescataras las últimas páginas de tu exhausta agenda para programar qué jornadas vas a dedicar entera o parcialmente a tu trabajo y qué otros días tienes previsto descansar. Esto te ayudará a planificar mejor las tareas y a exprimir al máximo tu rendimiento. Una buena organización te permitirá disfrutar con más tranquilidad y sin agobios de tu precioso tiempo libre.  
 
Para crear un calendario eficaz, debes tener muy claros los encargos que tienes sobre la mesa, pero sobre todo, ser realista. Puedes confeccionar una previsión de las tareas pendientes y consensuar con tus clientes la fecha exacta para la entrega. Trata de atarlo todo para no dejar ningún cabo suelto. O casi ninguno. Si suena el teléfono a última hora, intenta negociar el proyecto con el cliente y reubícalo en tu agenda. Decide de manera lógica y no te sobrecargues. ¡Tómatelo con calma!
 
Haz todas esas cosas para las que nunca encuentras tiempo
 
Algunos freelance notan que durante las últimas semanas del año, la cantidad de encargos se reduce. Esto ocurre porque muchas empresas no tienen previsto llevar a cabo sus nuevos proyectos hasta bien inaugurado el mes de enero. En este caso, una opción interesante puede ser la de tomarte ahora unas vacaciones. Puedes hacer el viaje con el que has estado soñando durante todo el año, descansar unos días con los tuyos, hacer algunas compras navideñas con tranquilidad o ir con tus hijos al parque de atracciones. Hagas lo que hagas, te recomendamos elaborar una previsión de gastos, teniendo siempre en cuenta que las Navidades son una época de mucho consumo y que la cuesta de enero siempre suele ser complicada. ¡Organízate bien para empezar el nuevo año con la máxima tranquilidad posible!

También puedes aprovechar el tiempo para hacer todas aquellas cosas para las que nunca tienes tiempo. Por ejemplo: buscar nuevos clientes, reforzar tu presencia en las redes sociales profesionales, actualizar tu CV o portfolio, iniciar un blog para promocionarte, aprender nuevas fórmulas para organizar tu tiempo y hasta hacer una lista de buenos propósitos para el nuevo año que empieza.

¡Es Navidad!

Las semanas previas a la Navidad son un momento idóneo para enviar un mensaje a tus clientes o para hacerles una visita. Tampoco estaría de más que les entregaras algún regalito: una agenda para organizar mejor el 2014, unas galletitas de pan de jengibre con el logo de tu empresa o una alfombrilla para el ratón que les recuerde lo buenos clientes que son. 
 
Facebook Twitter

Facebook Comments Box