¿Tienes problemas para cobrar las facturas?

14/07/2015
Si eres freelance es muy posible que uno de tus mayores quebraderos de cabeza sea cobrar las facturas a tiempo. ¿Te sientes identificado con esta problemática?
Facturas Freelance
Tanto si trabajas para empresas privadas como si lo haces para la administración pública, los plazos de pago suelen dilatarse de manera exagerada, causando graves desajustes en tu economía.
 
La incidencia de la morosidad no es nueva para los freelance, pero ahora vuelve a estar sobre la mesa a raíz de la encuesta realizada por el Observatorio del Trabajo Autónomo de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, que revela que la morosidad ha aumentado considerablemente en los últimos meses. 
 
En el segundo trimestre de 2015, los freelance han tenido que esperar una media de 89 días para poder cobrar sus facturas emitidas a las Administraciones Públicas y a las empresas privadas. Y aunque es el colectivo más afectado por la crisis económica, las pymes y los autónomos son los que menos han tardado en pagar sus facturas. Luego están las empresas de entre 250 y 1.000 trabajadores, con retrasos de 118 días, como media. Son las corporaciones con más de 1.000 trabajadores las que más se han relajado a la hora de abonar el importe de las facturas a sus proveedores, con plazos que han llegado a superar los cuatro meses. 
 
Aumenta la morosidad en lo público y en lo privado
 
Las administraciones del Estado tampoco se quedan atrás. Y es que el mismo estudio pone de manifiesto que la morosidad ha aumentado en 8 días, siendo 93 los días que los autónomos tienen que esperar para ver los ingresos en su cuenta. Algo parecido ocurre con la empresa privada. Según estos datos, el sector privado habría pasado de pagar en 83 días a hacerlo en 85, superando con creces el plazo de 60 días que marca la legislación vigente. 
 
Un problema añadido para los autónomos
 
No es la primera vez que hablamos sobre esta problemática que afecta poderosamente al bolsillo de los autónomos. Estos profesionales y sus asociaciones se han quejado en muchas ocasiones sobre el hecho de que en las declaraciones trimestrales tenga que avanzarse el IVA de facturas que todavía no han sido abonadas. Para solventar este inconveniente, el gobierno aprobó lo que se denomina IVA de caja para que empresas y profesionales no tuvieran que ingresar ese dinero por anticipado. Pero lamentablemente, la medida no funcionó: de una previsión de 2,3 millones de pymes y autónomos, tan solo se acogieron a esta medida un total de 22.090. El mecanismo es poco práctico y obliga a llevar una doble contabilidad a los profesionales.
 
Por lo demás, los problemas de los freelance por no haber percibido el dinero correspondiente a su trabajo son evidentes: falta de liquidez, retrasos en el pago a otros proveedores, suspensión de las inversiones e inestabilidad general en las finanzas profesionales y privadas. 
 
También te puede interesar: 5 ventajas de ser freelance
Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box