Lugares y trucos para trabajar más inspirado

08/06/2015
Ser freelance tiene muchas ventajas y una de ellas es la libertad. A pesar de que los autónomos suelen dedicar muchas horas a su profesión, disfrutan de la oportunidad de configurar sus horarios y de confeccionar sus propios espacios y métodos de trabajo
Despacho
En este artículo te proponemos cinco maneras, lugares y fórmulas distintas para trabajar más inspirado. 
 
1. Un estudio en casa 
 
Estamos convencidos de que la inspiración va de la mano de la productividad, pero para que eso ocurra, hay que trabajárselo. Una opción interesante es la de crear tu propio estudio en casa. Y por crear un estudio no queremos decir que te encierres en el despacho horas y horas para trabajar sin tregua. Se trata de renovar el espacio de trabajo para crear un lugar más cómodo, luminoso y armónico, con colores y muebles que inviten a la calma y a la inspiración. A algunos profesionales les encanta tener plantas en el estudio (aportan mucha vitalidad) e incluso disfrutar de la presencia y el cuidado de algún animal de compañía. Te vendrá fenomenal si pasas gran parte del día solo. 
 
2. Un estudio compartido
 
Otra alternativa a la soledad es el coworking. Si no tienes espacio para crear tu propio estudio o prefieres trabajar con otras personas, quizá puedas echar un vistazo a los espacios de coworking que hay cerca de tu casa. Se trata de que puedas contar con tu propio lugar de trabajo, como una oficina en el centro, pero compartiendo con otros profesionales los gastos de alquiler, suministros y equipos informáticos. Además, estar junto con otros profesionales te permitirá estar en permanente contacto con más proyectos y visiones, así como abrirte a nuevas oportunidades de colaboración. 
 
3. Un café con encanto
 
Si no eres de lugares fijos, esta opción también puede interesarte. ¿Qué te parece si un día a la semana coges el portátil y trabajas en tu cafetería preferida? Elige un lugar con encanto en el que te sientas especialmente a gusto, asegúrate de poder acceder a una red WiFi y disfruta del movimiento del lugar. Un estudio reciente revela que el ruido ambiental (siempre y cuando no supere los 70 decibelios, lo que sería equivalente a un televisor o una radio encendidos) aumenta la productividad. El tintineo de las tazas, las conversaciones y la riqueza estética del lugar pueden ayudarte a disfrutar de una manera distinta tu trabajo diario. 
 
4. Espacios urbanos al aire libre
 
Algunas profesiones admiten el desplazamiento fuera de las cuatro paredes. Con los medios tecnológicos actuales (tabletas, ordenadores portátiles, móviles…) resulta ciertamente fácil desplazarse al aire libre. ¿Qué tal si dedicas una hora al día a trabajar desde el parque?, ¿y si aprovechas para tomar el café fuera de casa y organizar tu tarde de trabajo desde la tableta? Respirar aire limpio, aunque vivas en una ciudad, siempre te vendrá bien. Si tienes una profesión creativa podrás atrapar ideas. Si es todo lo contrario, quizá te venga bien salir para airearlas un poco.
 
5. Un espacio rural
 
Y por último, queremos hablarte de los entornos rurales. Se trata de una opción más compleja, porque requiere que dispongas de un lugar propio (aunque siempre puedes pedírselo a un amigo o a un familiar) en un espacio rural. Si tienes síntomas de estrés o te encuentras agobiado con un proyecto que no termina de salir, quizá lo más conveniente sea escapar hacia un entorno más amable. La naturaleza te inspirará y en tan solo unos días seguro que te sentirás mucho más relajado. Entrarás en contacto con plantas, árboles y animales y despejarás la mente. Pero no te olvides del portátil. Ya sabes que, como decía Picasso, la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando. 
 
Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box