Pensión de jubilación para autónomos: características y condiciones

23/06/2014
Como el resto de trabajadores por cuenta ajena, los autónomos en España cotizan mensualmente, entre otras cosas, para obtener una pensión al jubilarse. A continuación, te contamos cuáles son las características y condiciones para obtener una pensión.
La última reforma del sistema de pensiones cambió las condiciones de jubilación de los trabajadores autónomos. Por un lado, sabemos que se computarán más años de los que se computaban hasta ahora para determinar la cuantía de la pensión. Por el otro, la edad de jubilación pasa de los 65 años en 2014 a los 67 años en 2027. Se trata de una reforma progresiva, de modo que se incrementará hasta un mes por año durante los seis primeros ejercicios y dos meses por año durante los nueve últimos. 
 

¿Cómo cotizan los autónomos? 

 
Actualmente, los autónomos pagan a la Seguridad Social un importe mínimo de 261,84 euros, correspondientes a la base de cotización mínima, establecida en 875 euros. La base máxima supera los 3.000 euros, pero es opcional, siempre teniendo en cuenta que a partir de los 48 años, la base máxima está limitada a 1.800 euros. Por lógica, aquellos autónomos que hayan cotizado en una base más alta obtendrán una pensión más elevada. Lamentablemente, en España los trabajadores por cuenta propia suelen obtener pensiones de jubilación más bajas, si las comparamos con las del resto de asalariados del Régimen General. La media, en 2014, está sobre los 609 euros mensuales. Es precisamente por este motivo que los autónomos deben tratar de cotizar un poco más en los 15 o 25 años anteriores a jubilarse. Es la única manera de obtener una pensión de jubilación más elevada.
 

¿Cuáles son las condiciones vigentes?

 
Con la Reforma del Sistema de Pensiones aprobada y vigente, las condiciones de jubilación del trabajador autónomo son las siguientes: 
 
- La edad de jubilación queda fijada en 65 años y un mes, aunque como decíamos, irá aumentando de manera progresiva hasta los 67 años en 2027. 
 
- El período mínimo de cotización queda fijado en 15 años, de los cuales dos deben estar en los últimos 15 años de trabajo.
 
- La jubilación anticipada voluntaria podrá tener lugar a los 63 años, siempre y cuando el autónomo haya cotizado al menos 35 años. 
 

Cómo calcular mi pensión de jubilación

 
Para calcular la pensión de jubilación, el autónomo deberá tener en cuenta estas tres variables
 
- La edad de jubilación. Todos los autónomos que tengan una carrera laboral completa (equivalente a haber cotizado 38 años y seis meses) podrán jubilarse a los 65 años. El resto de trabajadores tendrán que esperar hasta los 67 años. 
 
- Período mínimo de cotización. Se ampliará un año desde 2013 hasta 2027, de modo que se pasará de los 15 años vigentes hasta los 25.
 
- Cuantía de la pensión. Para calcular este parámetro conviene tener en cuenta la cantidad cotizada a la Seguridad Social y el número de años. La escala se irá modificando desde el 50% de la base reguladora a los 15 años hasta el 100% a los 37 años. 
 

Sobre la jubilación parcial de los autónomos

 
Los autónomos que quieran compatibilizar su jubilación parcial con una actividad por cuenta propia también podrán hacerlo, porque esta es una de las novedades de la legislación. Aquí nace la figura del “pensionista activo”, aquél que cobra el 50% de la jubilación a cambio de dedicarse de manera parcial a su trabajo. Las condiciones a cumplir son: tener la edad mínima de jubilación y no haberse acogido a una jubilación anticipada o bonificada por trabajos penosos o tóxicos. Durante el tiempo de la jubilación parcial se percibirá el 50% de la pensión, que pasará a ser del 100% cuando se deje de trabajar definitivamente.

También te puede interesar:
 
 
Facebook Twitter

Facebook Comments Box