Facturación internacional, ¿con IVA o sin IVA?

04/09/2014
A la hora de ofrecer nuestros servicios a un cliente ubicado fuera de España nos asalta una duda importante: ¿debo aplicar el IVA en las facturas? Te resolvemos todas las dudas acerca de la facturación internacional.
Al realizar cualquier operación con una empresa en el extranjero, ya sea la venta de un producto o la prestación de un servicio, conviene tener en cuenta que la legislación española contempla dos casuísticas. Por un lado están las adquisiciones y entregas intracomunitarias, correspondientes a las operaciones que se formalizan entre países de la Unión Europea. Por el otro, las importaciones y exportaciones, que no son otra cosa sino transacciones realizadas fuera del ámbito europeo. 
 

La facturación internacional dentro de la Unión Europea

Como te indicábamos, las operaciones llevadas a cabo dentro de la Unión Europea reciben el nombre de adquisiciones y entregas intracomunitarias, siendo considerados por igual los servicios y los bienes. No será necesario que apliques el IVA en las facturas siempre y cuando estés dado de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (modelo 036) y el cliente también lo esté. Puedes comprobarlo  a través del registro online de la Comisión Europea. En cambio, el IVA tendrá que ser aplicado cuando el cliente sea un particular o no esté dado de alta como operador intracomunitario.
 
Por otra parte, debes tener en cuenta que las operaciones de este tipo tendrán que ser declaradas a través de los modelos 303 y 349. Debes saber que aquellas transacciones de menor envergadura podrán ser declaradas cada dos meses, si no se alcanzan los 100.000 euros; cada trimestre o de forma anual, cuando el importe de todas las operaciones no haya superado los 35.000 euros. Por último, en el caso de las facturas, recomendamos utilizar una numeración distinta a la de las nacionales, simplemente añadiendo la letra I de Internacional. 
 

La facturación de los servicios extracomunitarios

Cuando hablamos de importaciones y exportaciones nos referimos a todas aquellas operaciones de venta de productos o servicios que se realizan fuera de Europa. Debes saber que la exportación de mercancías está exenta de IVA, así que tanto si sirves a una empresa como a un particular, no tendrás que incorporar el impuesto en las facturas. 
 
Los servicios también se consideran prestados en el país del cliente, así que no será necesario repercutir el IVA en las facturas. A pesar de eso, todas estas operaciones tendrán que ser informadas en el modelo 303. Como en las facturas intracomunitarias, sería interesante que aplicaras una numeración distinta, en este caso precedida por la letra E de Extracomunitario.
 
El IRPF no tendrá que ser aplicado en ninguno de los dos casos. 

También te puede interesar:
 
Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box