Cómo ser freelance y no morir en el intento

25/02/2014
La figura del freelance cobra relevancia para el entorno laboral que tiende a la flexibilización y optimización de recursos.
consejos para ser freelance

Son varios factores, como las nuevas leyes laborales y la crisis económica, los que han desencadenado un cambio radical y profundo en las reglas del juego del mundo laboral. Esta permanente transformación obliga a reinventarse y a buscar maneras de destacar en un contexto competitivo y especializado en el que la figura del freelance cada vez cobra más relevancia.

Pero, ¿es fácil ser  tu propio jefe? ¿No sabes cómo empezar?  A continuación, te damos 5 consejos para convertirte en freelance:
 
1. Definición
Antes de empezar tienes que conocer tus puntos fuertes y tus limitaciones. Es importante que tengas muy claro en qué ámbito quieres trabajar y cuáles son tus conocimientos. Es decir, ¿qué te distingue del resto de profesionales? ¿Cuál es tu especialización? Al hacerte estas preguntas, podrás ir creándote una idea más sólida de quién es tu público objetivo, a qué tipo de empresas debes ofrecer tus servicios y desarrollar estrategias de autopromoción para darte a conocer de manera efectiva
 
2. Carta de presentación
Una vez centrado en tu objetivo, actualiza tu CV y muestra los trabajos que hayas hecho en un portafolio. No es necesario que muestres todos tus trabajos, sólo enseña aquellos de los que estás orgulloso y que reflejen tu talento. Piensa que un CV y/o portfolio es tu mejor carta de presentación para que el cliente vea todas tus cualidades y valore tu trabajo, por lo que dedícale todas las horas que hagan falta a crearlo. Pide feedback a compañeros de profesión y analiza lo que otros freelancers como tú están haciendo para darse a conocer. Aunque el mundo es cada vez más digital, nunca están de más las tarjetas de presentación, hazte unas cuantas y lleva siempre algunas contigo. Aprovecha cada oportunidad para comentar tu especialización y ofrecer tu tarjeta para que te tengan en cuenta si surge un proyecto.
 
3. Ser 2.0
Las redes sociales ya forman parte de la vida laboral, por lo que estar "on" ya no es anticiparte. Aprovéchate de las herramientas que ofrece internet y haz visible tus trabajos e ideas para que los clientes puedan verlo de forma rápida y original.  ¿Cómo hacerlo? Crea un blog o web en la que aparezca tu portafolio y CV de forma original y visual y añade tus datos de contacto para que puedan contactar contigo si tu perfil encaja con lo que buscan. Recuerda que también puedes hacer visible tu portafolio profesional en InfoJobs Freelance.
 
Para dar valor a tu portafolio puedes ir añadiendo contenido relacionado con tu trabajo, así mostrarás que estás siempre activo y actualizado en tu rubro de trabajo. Ábrete un perfil en las principales redes sociales como Twitter, Facebook y Google+, para compartir tu CV con tus amigos y colegas y hacerles saber que estás buscando proyectos en los que trabajar... y recuerda que estas redes son ventanas directas a ti y que cualquier cosa que publiques estará "hablando" sobre ti. 
 
4. Tiempo
Una vez que consigas un proyecto (o varios) es muy importante organizar y optimizar tu tiempo. Al no tener horario fijo de oficina y trabajar desde casa puede distraerte fácilmente. Es primordial que estudies bien el proyecto, organices tu trabajo y cumplas con tus objetivos diarios de producción. Si eres de los que les cuesta concentrarse en casa, puedes incluir en tu contrato con el empleador que enviarás un estatus diario del avance de tareas. De esta manera te verás obligado a cumplir con el workplan trazado al comienzo del proyecto. Para triunfar como freelance es imprescindible la disciplina, ser riguroso con los plazos y respetar los timings pautados por quien te ha encargado el proyecto. Recuerda que si haces bien tu trabajo, es posible que te llamen para futuros proyectos y que te recomienden a otras empresas.
 
5. Motivación
Los comienzos no siempre son fáciles. Abrirse un hueco en el mundo laboral hoy en día es todo un desafío... pero totalmente alcanzable. No te desanimes si durante los primeros tiempos no te ofrecen muchos proyectos. Aprovecha el tiempo de más “tranquilidad” para seguir formándote y especializarte a través de cursos tanto presenciales como online. Averigua si en tu ciudad hay charlas o convenciones o eventos relacionados al sector laboral en el que te mueves o al que quieras entrar y asiste para hacer networking. ¡No olvides tus tarjetas de presentación!
 
También te puede interesar: Los secretos de un buen perfil freelance
 
 
Facebook Twitter

Facebook Comments Box