Cómo crear una tienda online para tu negocio

26/02/2014
En las pasadas Navidades el 37% de los españoles hizo alguna compra a través de internet
Si trabajas como autónomo en tu propia tienda física, quizá sea este el momento de trasladar tu negocio en la red. Una tienda online es una magnífica opción para derribar fronteras y empezar a expandir tu negocio. 
 
La tecnología. Elige un buen proveedor de servicios. 
 
Si tienes conocimientos sobre diseño y programación, tú mismo podrás empezar a desarrollar tu propia tienda online. En caso contrario, tendrás que contratar los servicios de un experto que pueda ayudarte en la creación de la tienda y en las labores de mantenimiento. Él te asesorará acerca de cómo debe ser tu establecimiento online y qué requisitos técnicos y métodos de pago puedes ofrecer. A su vez, puede ayudarte con acciones de marketing online (SEO y SEM), con la gestión de las redes sociales y con las analíticas web. El técnico también te asesorará sobre la posible instalación de un software ERP. Esta plataforma te ayudará en la gestión de pedidos, la facturación o el transporte.
 
Es muy probable que tu proveedor te pregunte qué clase de productos quieres vender, a qué público te diriges y cuáles son los precios. Con una descripción pormenorizada de tu negocio, el técnico conseguirá hacerse una idea más ajustada de cuáles son tus necesidades. Incluyendo una pasarela de pagos (una herramienta imprescindible y muy útil para abordar de manera segura los abonos) y el asesoramiento, el precio de la tienda online podría estar sobre unos 2.000 euros, aproximadamente. 
 
Una opción alternativa. Tiendas online low cost. 
 
En los últimos tiempos, han proliferado distintos servicios de tiendas online en forma de plantillas. Hostalia o Xopie son solo dos ejemplos proveedores que ofrecen a sus clientes tiendas online desde apenas 20 euros mensuales. La mayoría de servicios permiten a los usuarios elegir un diseño que se adapte a las características del negocio y a los productos que venden. 
 
Los distintos paquetes de servicios se diferencian por la cantidad de productos que pueden alojar, el número de páginas, los idiomas o la posibilidad de crear facturas, albaranes o notas de abono, entre otras muchas opciones. Este tipo de tiendas online son, sin lugar a dudas, una opción muy cómoda y rápida para aquellos usuarios que no quieren gastar más de 400 o 1.000 euros anuales en la puesta en marcha de su tienda online.

También te puede interesar:
Trámites necesarios para abrir establecimientos y contratar personal
Cómo ser freelance y no morir en el intento
 
 
 
Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box