Autónomos que dependen de un cliente: ventajas y obligaciones

16/10/2013
Si el 75% de tus ingresos provienen de un cliente eres un "autónomo dependiente", una figura que se sitúa a medio camino entre el trabajador por cuenta propia y el trabajador por cuenta ajena.

Si estás dado de alta como autónomo tienes que saber que existen algunas ventajas para aquellos trabajadores autónomos que son económicamente dependientes. Esto significa que el 75% de los ingresos a su cuenta provienen de un solo cliente, del que efectivamente dependen a nivel económico. Según el Estatuto del Trabajo Autónomo (BOE num.166), el Autónomo Dependiente (TRADE) tendrá unas ventajas determinadas y tendrá que cumplir con algunas condiciones sine qua non.

En un estudio realizado recientemente por InfoJobs, más de la mitad de los freelance encuestados (51%) aseguran haber trabajado o trabajar como autónomo dependiente aunque en general no creen que este tipo de relación les aporte beneficios. Consideran que no es una buena opción para ellos, por la precariedad en comparación con los empleados contratados, porque tiene que asumir cargas que deberían asumir la empresa y porque la exclusividad les impide asumir nuevos proyectos.


Principales ventajas del autónomo dependiente
-Seguro de desempleo en caso de que cese la actividad.
-Derecho a recibir una indemnización si se rescinde la actividad. Dicha indemnización así como su cantidad deberá definirse previamente en el contrato.
-18 días de vacaciones.
-Descuento en los pagos a la Seguridad Social para los menores de 30 años.
-Permiso de maternidad sin período mínimo de cotización (180 días).

Principales obligaciones del autónomo dependiente
-No tener trabajadores a su cargo, ni tampoco subcontratar parte de las actividades que realiza. 
-Contar con una infraestructura productiva propia. Nos referimos a la oficina, a los materiales y a todos aquellos elementos que sean necesarios para la consecución de la actividad.
-Tendrá que desarrollar su actividad con una organización autónoma,  a pesar de que su cliente principal le proponga algunas directrices.
-Finalmente, como es lógico, el trabajador deberá recibir una contraprestación económica, fruto de su actividad profesional.

Relación autónomo – cliente
El cliente en cuestión no está obligado a pagar las cuotas a la Seguridad Social del trabajador, así como tampoco a indemnizarlo en caso de que cesen sus relaciones profesionales.

Por otra parte, el cliente y el freelance tendrán que firmar un contrato en el que se identifiquen las partes, se explique el objeto y la causa y se indiquen las contraprestaciones económicas, la duración del servicio (temporal o indefinida), además de los días de descanso y vacaciones.

Finalmente, se indicarán condiciones más concretas que hayan establecido las partes. Una vez realizado el contrato, siempre por escrito, tendrá que presentarse a las oficinas del INEM.

En el estudio de opinión sobre el mercado laboral realizado recientemente por InfoJobs, más de la mitad de los freelance encuestados (51%) aseguran haber trabajado o trabajar como autónomo dependient aunque en general no creen que este tipo de relación les aporte beneficios. Consideran que no es una buena opción para ellos, por la precariedad en comparación con los empleados contratados, porque tiene que asumir cargas que deberían asumir la empresa y porque la exclusividad les impide asumir nuevos proyectos.

Si lo deseas, aquí puedes acceder a un modelo de contrato del trabajador autónomo económicamente dependiente

También te puede interesar:
Empresas y freelance opinan sobre el mercado laboral
Todas las claves de la nueva ley de emprendedores
Ofertas para freelance

Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box