El autónomo colaborador: contratar a familiares en la empresa

02/10/2014
Si eres autónomo o tienes una empresa pequeña es posible que te preguntes si en determinado momento puedes contratar a un familiar para ayudarte en el negocio. La respuesta es sí.
autonomo colaborador freelance

En nuestro país existe la figura del autónomo colaborador, un profesional que para ser considerado como tal debe ser familiar directo del autónomo titular

¿Puedo contratar a un familiar en mi pequeña empresa? 

Por supuesto. Si eres autónomo y tienes un negocio pequeño tienes la opción de contratar a tus familiares más directos bajo la figura del autónomo colaborador. Se trata de una solución para el autoempleo muy recomendable para aquellas personas que actualmente se encuentran en situación de paro y tienen la oportunidad de ayudar en el negocio familiar. A cambio deben cumplir los siguientes requisitos: ser familiares directos del autónomo principal hasta segundo grado de consanguinidad (esto incluye cónyuges, padres e hijos), trabajar de manera habitual en el negocio familiar y no estar dados de alta como trabajadores por cuenta ajena en otra empresa. 
 

¿Existe alguna ayuda para contratar al autónomo colaborador?  

Los expertos coinciden en que la Reforma Laboral aprobada por el Gobierno en 2012 constituye un retroceso importante en los derechos y las ayudas a los trabajadores. No les falta razón, pero por suerte, existen algunas medidas que pretenden favorecer el empleo y cómo no, la incorporación de nuevos afiliados a la Seguridad Social. Los autónomos que deseen contratar a familiares en su empresa bajo la figura del autónomo colaborador podrán acogerse a una reducción de hasta el 50% en la cuota de autónomos de estos familiares. Se trata de una pequeña ayuda que quiere favorecer las altas y por tanto, los ingresos a las arcas públicas. Esta bonificación se alargará durante un máximo de 18 meses y permitirá al autónomo titular (que es quien paga realmente esta contribución) ahorrarse la mitad de la cuota. Así, en lugar de abonar los 261,84 euros correspondientes a la base mínima, terminará pagando 130,92 euros, una cantidad que, sin duda, resulta mucho más asequible para una gran mayoría de bolsillos. 
 

¿Qué pasos hay que seguir para dar de alta al autónomo colaborador?

La gestión es relativamente sencilla. Lo único que tendrá que hacer el autónomo titular es acudir a las oficinas de la Seguridad Social para dar de alta a su familiar en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), presentando el modelo TA0521/2 correspondiente a la Solicitud de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. El documento puede descargarse gratis a través de internet, aunque también podrás adquirirlo en las propias oficinas de la Seguridad Social. Allí también te pedirán el Documento Nacional de Identidad (DNI) del autónomo colaborador, el libro de familia que acredite vuestro parentesco y una copia del documento que te entregaron cuando te diste de alta como autónomo. 
 

Y por último, ¿qué obligaciones fiscales tiene el autónomo colaborador? 

Contratar a un familiar como autónomo colaborador no implica demasiadas obligaciones fiscales extra. Como tales, no tienen que presentar el modelo 103 para el pago fraccionado del IRPF, ni el 303 correspondiente a la declaración trimestral del IVA. Como autónomo o empresa, eso sí, tendrás que seguir presentando los modelos que a ti te correspondan y realizar la declaración anual del IRPF, en la que tu familiar directo podrá estar incluido o no. Debes tener en cuenta, eso sí, que como autónomo titular te encargarás de abonar las cuotas a la Seguridad Social de tu familiar y de asignarle la nómina acordada.
 
También te puede interesar: Prestaciones para autónomos
 
Facebook Twitter

Más artículos sobre:

Facebook Comments Box